Ella era mujer, negra, inmigrante y pobre

Leí la Noticia de Joane. Tod@s la leímos. Sentí algo en estómago, ella se golpeó la cabeza de tanta incomprensión, injusticia e impotencia. Leí una nueva noticia de Joane. Volvían a poner su foto, esa donde aparece llorando. Sentí malestar en el estómago. Ella había sido víctima de una situación confusa y las circunstancias de su muerte se ponen en duda. Leí otra noticia de Joane. La misma foto. La gente indignada culpa al Estado y convoca a una velatón, sentí pena. Leí más noticias, la misma foto todo el tiempo, respuestas institucionales, mensajes de apoyo, dibujos, virales, descontento en redes sociales. Sentí rabia, ella había sido víctima de un robo, una acusación injusta, no hablaba español, murió un mes más tarde (recién ahí leímos la noticia), su hija de 2 meses está en una institución de SENAME, casi en las mismas circunstancias en las que estuvo Joane, asustada, sola, presa y sin poder hablar.
Leí, al fin, un poema. Junto con la misma foto de mierda, donde aparece llorando, esposada y confundida.


“[…]Te mataron Joane Florvil
Todos los días
En todas partes
Cuando te mataron en África
Dijeron que era por costumbre
Cuando te mataron en Estados Unidos
Dijeron que era por autodefensa
Cuando te mataron en Chile
Dijeron que es por ser una mala madre

Lo cierto es que todos ganan con tu muerte
Pagan a algunos para acusarte
Pagan a otros para arrestarte
Pagan a otros para dar la noticia en los medios de dominación
Un grupito de indignados intentan
Hacerte entrar en la memoria colectiva
Pero llorar diciendo tu nombre no sirve para nada
Pedirte perdón tampoco […]”



Joane era MUJER, NEGRA, INMIGRANTE y POBRE. Oprimida toda. Sub-alterna siempre. Cuando hablamos de interseccionalidad nos referimos a esto, a esas diferentes identidades que combinadas generan formas de dominación en donde se expresa PATRIARCADO, RACISMO Y DESIGUALDAD. Opresión tras opresión. Ella era una mala madre, ella no tenía documentos, ella no podía comunicarse. Opresión sobre opresión. Ella era los prejuicios que la definían. Pero es cierto, llorar en su nombre no sirve, pedir perdón tampoco. Pero sacar la voz… siempre. NO QUEREMOS MÁS OPRESIÓN. DE NINGÚN TIPO. Leí la noticia de Joane. Tod@s la leímos, y no quiero tener que leerla nunca más. 

* El autor del poema es de Jean Jacques Pierre, la obra completa ya circula en varias noticias. 


Share:

4 comentarios

  1. Yo sin palabras ... nudo en mi garganta ... impotencia rabia vergüenza de vivir en un país donde las instituciones no sirven solo reprimen ... me duele el alma soy mujer .... madre y también fui hija.. que hará esa pequeña sin el tesoro de nuestra vida una mama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A construir redes de apoyo entre mujeres/hermanas/compañeras <3

      Eliminar
  2. Cuanta verdad... el poema me ha dejado emocionada, la noticia indignada. De verdad, aun no puedo creer lo que pasó, lo que somos capaces de permitir como sociedad, lo incompetente e indolentes que son nuestros sistemas, lo inhumanos que son nuestros agentes.
    Gracias por dedicar una entrada así, por compartir el fragmento del poema! Y si, yo creo que llorar y pedir perdon si pueden servir pero solo como primer paso, despues de eso hay q ponerse de pie y alzar la voz para que esto no vuelva a pasar jamas. Te dejo un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer!, un abrazo y a pensar juntas como lograr el tan ansiado nunca más :)

      Eliminar